La ciencia la crea «el consenso de los que saben». El método científico ha sido derrocado

La ciencia es conocimiento consensuado (fuente)

La ciencia es consenso

¿El consenso determina lo que es ciencia? Ésta es la definición de ciencia inventada por los que defienden pseudociencias.

El consenso es el sello distintivo de la política. Fabricar un consenso infundado para gestionar las percepciones públicas es propaganda. (fuente)

¿Dónde encaja el «consenso científico» en el método científico?

No importa quién es usted, ni cómo de inteligente es, ni qué título tiene o ni cuántos hay como usted, y ciertamente tampoco cuántos artículos ha publicado. Si su predicción es incorrecta, su hipótesis es incorrecta. Punto. Richard P. Feynman

El propósito real del método científico es asegurarse de que la naturaleza no te ha hecho creer saber algo que realmente no sabes. Robert M. Pirsig,

Una teoría no es correcta porque los científicos se ponen de acuerdo en que lo es. Las opiniones no tienen influencia en la realidad. El consenso no es la causa, aunque con frecuencia sí sea un síntoma. Un claro contraejemplo que demuestra que es así lo encontramos en la pseudociencia del balance energético: la inmensa mayoría de la comunidad científica tiene la creencia de que «engordamos porque comemos más de lo que gastamos» (o, equivalentemente, que la única forma de adelgazar es comer menos de lo que se gasta). Es una creencia estúpida y es el «consenso científico» (ver). No es ciencia aunque así lo opinen el 100% de los científicos.

Quien esté en desacuerdo con el consenso tiene la carga de la prueba. (fuente)

Convenientemente, para los defensores de charlatanería ya no es el que afirma el que tiene que demostrar sus afirmaciones, sino que debe hacerlo el que se opone a la autoridad, a «los que saben». Es un argumento ad hoc que ningún científico puede defender, pero que sí encontramos en los devotos de la Calentología.

El consenso no cambia la realidad. El consenso no establece la validez de una teoría. Más bien al contrario: hipótesis que posteriormente se demostraron correctas a menudo fueron ferozmente atacadas por ir en contra del criterio de «la autoridad» y el «consenso» establecido por «los que saben». Es el caso de Semmelweis, por ejemplo (ver).

El consenso es el enemigo de la ciencia.

Consenso es antitético de la idea de ciencia (fuente)

Afirmaciones no exentas de razón. Cuando una hipótesis novedosa no encaja en el saber ya establecido, es probable que sea interpretada por los beneficiarios del statu quo como una herejía contraria a la ciencia misma:

Those who rejected Newtonianism proclaimed that its reliance upon innate forces would return science to the Dark Ages. Those who opposed Lavoisier’s chemistry held that the rejection of chemical “principles” in favor of laboratory elements was the rejection of achieved chemical explanation by those who would take refuge in a mere name. Thomas S. Kuhn

Quienes rechazaron el newtonianismo proclamaron que su dependencia de las fuerzas innatas devolvería la ciencia a la Edad Media. Quienes se opusieron a la química de Lavoisier sostuvieron que el rechazo de los «principios» químicos en favor de los elementos de laboratorio era el rechazo de la explicación química ya establecida por parte de quienes se refugiarían en un mero nombre.

consenso

El consenso científico es un síntoma (que se da sólo a veces), no lo que causa que una teoría sea correcta. Es la validez de la teoría y el uso del método científico lo que llevará (con suerte) a que la teoría se acabe imponiendo como conocimiento mayoritariamente aceptado por la comunidad científica.

La teoría de la evolución es cierta porque previamente ha sido falsada (demostrada científicamente), con o sin «consenso» (fuente)

Los que promocionan el alarmismo climático han dado el método científico por finiquitado.

La falacia del efecto convertido en requisito

La falacia está basada en jugar con los significados para convertir un (posible) efecto en requisito y, de ahí, en causa. Por ejemplo, en la pseudociencia del balance energético:

Si consigues que una persona pierda peso en hiperavit calórico lo podrías publicar en la revista que quieras. Borja Bandera

si no importa la termodinámica, pregunto si se puede perder peso con una dieta que aporte más calorías que el gasto calórico diario. Jorge Ruíz-Carrascal

¿hay alguna dieta que les permita perder peso sin una ingesta calórica menor que su gasto diario? Jorge Ruíz-Carrascal

El efecto o descripción «perder peso» es interpretado como requisito, pues «no se puede perder peso si no sale más de lo que entra». Y una vez convertido en requisito, lo único que realmente es necesario, se concluye que es el indiscutible método o camino para conseguir el objetivo. Sí, ya sé que el «razonamiento» hace aguas: eso es precisamente lo que quiero explicar, que hace aguas. Un efecto o una descripción del resultado no son la causa, aunque en algunos casos sucedan siempre (y, además, no es el caso, pues se puede acumular grasa corporal sin ganar peso al mismo tiempo ni acumular energía en el cuerpo, ver, ver, ver, ver, ver, ver, ver, ver).

El caso del «consenso científico» es análogo: se recurre a un argumento ad hoc que niega el método científico como fuente de conocimiento: ahora es el consenso lo que crea la ciencia. El efecto es convertido en causa:

la ciencia, aunque sea con errores, se construye por consenso, no por la opinión particular de ningún científico u organización aislada.

NOTA: en este argumento se usa también la falacia de falsa dicotomía, pues no se trata de elegir entre la opinión de uno o la opinión de muchos. 

El consenso, un efecto, se convierte con dialéctica falaz en requisito para que algo sea considerado ciencia, y de requisito se salta a interpretarlo como el camino a seguir para conseguir «construir ciencia». Y, de forma surrealista, en el caso de la Iglesia de la Calentología nos encontramos con el caso de activistas creando estadísticas falsas para convencer a la población de que como hay consenso su ideología es demostrada científica (ver,ver):

consenso2

 

La ciencia no es cuestión de credibilidad

Qué es ciencia y qué no lo es no es algo que decidan «los que saben». Pero los charlatanes lo suelen argumentar así empleando una falacia de falsa dicotomía: ¿de quién te fías más, del consenso de los científicos o de [sustitúyase por lo que se quiera]?

Nuevamente es un argumento ad hoc falaz, desarrollado con un propósito: hacer creer que la fe en «el consenso» es una postura más sensata que el escepticismo, porque «los que no somos expertos tenemos que confiar en la gente que sabe» (ejemplo). Como digo, es un argumento falaz que busca validar un discurso pseudocientífico basado en las falacias de autoridad y ad populum.

Un par de citas:

Históricamente, el reclamo de consenso ha sido el primer refugio de los sinvergüenzas. Es una forma de evitar el debate alegando que el asunto ya está resuelto. Cada vez que escuche que el consenso de los científicos dice esto o lo otro, controle su cartera, porque se la están robando. Michael Crichton

No hay emergencia climática; lo que hay es una religión, que no ciencia. La ciencia no es democrática, ni se vota; aunque hubiera 97% de científicos a favor de esa tesis (es falso), seguiría siendo mentira, cuando los datos contradicen una tesis. Will Happer

Todo el mundo está de acuerdo con las citas anteriores. Pero es muy humano crear argumentos ad hoc para defender la ideología común de la tribu, la que nos da calorcito social. Apelar a la validez de un argumento por quién lo dice es una falacia denominada falacia de autoridad o ad verecundiam. Es una falacia siempre, independientemente de quién sea la autoridad.

the philosophy of science allows no role for headcount statistics. Aristotle’s Sophistical Refutations, (circa 350 B.C.), codified the argument from consensus, later labeled by the medieval schoolmen as the argumentum ad populum or head-count fallacy, as one of the dozen commonest logical fallacies in human discourse.  Al-Haytham, the eleventh-century philosopher of science who is credited as the father of the scientific method, wrote that ‘‘the seeker after truth’’ (i.e., the scientist) places no faith in mere consensus, however venerable. The English biologist Thomas Henry Huxley (1866) wrote ‘‘The improver of natural knowledge absolutely refuses to acknowledge authority, as such…For him, skepticism is the highest of duties, blind faith the one unpardonable sin.’’ (fuente)

la filosofía de la ciencia no deja ningún papel al recuento de cabezas. Las refutaciones sofísticas de Aristóteles (alrededor del año 350 a. C.) codificaron el argumento por consenso, luego etiquetado por los escolares medievales como el argumento ad populum o falacia de recuento, como una de las docenas de falacias lógicas más comunes en el discurso humano. Al-Haytham, el filósofo de la ciencia del siglo XI que se acredita como el padre del método científico, escribió que «el buscador de la verdad» (es decir, el científico) no confía en el mero consenso, por venerable que sea. El biólogo inglés Thomas Henry Huxley (1866) escribió «El mejorador del conocimiento natural se niega absolutamente a reconocer la autoridad, como tal … Para él, el escepticismo es el más alto de los deberes, la fe ciega es el único pecado imperdonable«.

NOTA: la promoción de planteamientos pseudocientíficos se basa a menudo en crear confusión entre causas y efectos. O, si queremos verlo así, se basan en hacer creer que un síntoma es la causa o la explicación (ver). Una analogía: mientras no grites jugando un partido de fútbol no debe preocuparte que un contrario te parta la pierna con una entrada criminal. Sólo quienes gritan acaban con la pierna rota. No grites: el grito parte piernas.

NOTA: el consenso es tan irrelevante en ciencia como quizá inevitable cuando la revisión por pares no funciona y la financiación apoya mayoritariamente una hipótesis, equivocada o no (fuente). La presión social contra los disidentes y la publicación de estadísticas falsas sólo acelera el proceso (ver,ver). 

 

Leer más:

Curso de manipulación de datos para alarmistas (II)

El 100% de los científicos coinciden en que la actividad del ser humano ha causado la subida de la temperatura registrada en las últimas décadas.

El 100%.

¿El 100%? ¿Sin tener ninguna prueba de que es así, el 100% de los científicos tienen esa creencia?

¿Creemos que es falso el dato? Hacemos bien en creerlo. Vamos a ver de dónde sale esa increíble cifra. En un análisis publicado en 2004 (ver) se revisaron 928 artículos científicos que mencionaban el cambio climático, y aunque en ese artículo no se decía, posteriormente la misma autora (junto con otros) concluyó que puesto que no habían encontrado manifestaciones explícitas en contra de la hipótesis antropogénica del cambio climático, se deducía que todos estaban de acuerdo con esa hipótesis:

This analysis found no papers rejecting AGW in a sample of 928 papers published from 1993 to 2003, that is, 100% consensus among papers stating a position on AGW. (fuente)

¿Vemos de dónde sale la cifra del 100%? Es más falsa que un euro de madera:

  • A nadie se le ha preguntado su opinión.
  • Interpretan no manifestarse acerca del origen antropogénico del cambio climático como respaldo de la hipótesis antropogénica. Acojonante.
  • Se interpreta la opinión expresada (¡o no expresada!) en un artículo como sinónimo de unanimidad de todos los autores firmantes, al margen de su capacidad real de influir en el texto del artículo.

Esto se publicó en una revista revisada por pares. ¿Es esto la ciencia? Señores, esto es UNA TOMADURA DE PELO que nada se parece a la ciencia.

El Soviet Climático

 Se están inventando el supuesto consenso para presionar a la gente escéptica para que no manifieste públicamente sus dudas o discrepancias acerca de la contribución humana al cambio climático. A riesgo de sufrir represalias personales o profesionales, claro, porque la Iglesia de la Calentología no soporta que le lleven la contraria (ejemplo, ejemplo ejemplo). Las hordas alarmistas han instaurado un clima de miedo a hablar que convierte la propaganda del consenso en profecía autocumplida. El «consensus enforcement«, esa presión mantenida durante décadas, incluso conspirando para impedir la publicación de artículos científicos no afines a los dogmas oficiales (ver), combinada con la financiación de la conjetura alarmista, es de todo menos científico.

Como curiosidad, de los 928 artículos, ¿sabemos en cuántos se expresaba la creencia de que el ser humano ha causado el cambio climático? En 3 de los 928. Y eso, según estos fanáticos, es la prueba de que el 100% de los científicos respalda esa conjetura:

I repeated her survey and compared the result with the C13 rankings and found only three articles that attribute observed global warming to human activities. Thus, 99.7% do not meet the C13 criterion of consensus. If Oreskes had used the C13 method, she would have divided 3 by 3 to obtain the same 100% that she found using only rejections, while leaving out 925 articles. (fuente)

Repetí su análisis y comparé el resultado con las clasificaciones C13 y encontré sólo tres artículos que atribuyen el calentamiento global observado a las actividades humanas. Por lo tanto, el 99.7% no cumple con el criterio de consenso C13. Si Oreskes hubiera usado el método C13, habría dividido 3 por 3 para obtener el mismo 100% que encontró usando solo rechazos, sin incluir 925 artículos.

3 de 3 es un 100%, siempre que ignores que hay 925 más. ¡¡¡Acojonante!!!

Los miembros de la Iglesia de la Calentología difunden estos datos sin cuestionarlos porque son fanáticos con una misión. En ausencia de pruebas reales (ver) engañan a la población con la falacia de autoridad y la falacia ad populum. Estos actos son prueba inequívoca de que sus creencias no pueden ser defendidas de otra forma.

If climate alarmists need to resort to an obviously flawed consensus opinion, rather than argue the merits of the science, haven’t they already conceded that their argument cannot be won through open debate? (Gregory Wrightstone)

Si los alarmistas del clima necesitan recurrir a una opinión de consenso obviamente defectuosa, en lugar de discutir los méritos de la ciencia, ¿no han admitido ya que su argumento no puede ganarse mediante un debate abierto?

NOTA: del gráfico que he puesto al inicio de la entrada ya hemos visto en el blog que también el dato del 97% de Cook 2013 es falso (ver,ver). El mensaje del consenso es una estafa basada en datos falsos. Una más por parte de los alarmistas.

NOTA: por cierto, si no hay consentimiento unánime (es decir, de absolutamente todos) no se puede hablar de consenso (fuente).

Leer más: