El palo de hockey (V): de error en error hasta el palo final

Una aclaración

Para evitar confusión en lo que sigue, aclaro que asumimos que una gráfica tiene forma de palo de hockey (HS, de sus siglas en inglés: Hockey Stick) si a) hay subida en el siglo XX y b) en el resto de años los datos se mantienen en valores por debajo de los del siglo XX (ver parte izquierda de la gráfica bajo estas líneas). Y con esa definición esencialmente hay dos formas de que se pierda la forma de palo de hockey, que son las que se muestran en la parte derecha de la gráfica: la primera sería que no hubiera una subida de la gráfica en el siglo XX y la segunda es que aun existiendo una subida en el siglo XX los valores en el resto de siglos no fueran claramente menores que los del siglo XX.

Errores y no errores en el MBH98

McIntyre y McKitrick revisaron todos los indicadores empleados en MBH98. El listado completo de errores fue publicado en su artículo de 2003 (fuente). Tras corregir los errores y actualizar los indicadores recalcularon la gráfica del palo de hockey. Su resultado se muestra en la parte inferior de la siguiente gráfica, mientras que los datos de MBH98 original se muestran en la parte superior:

Suavizando las curvas y superponiéndolas se observa mejor la diferencia entre ellas:

Es decir, corrigiendo los errores en los datos de partida la gráfica de MBH98 ésta dejaría de sugerir que la temperatura actual sea “sin precedentes”.

Pero no todo eran “errores”. Como he comentado el punto de partida eran 102 indicadores. Y de esos indicadores aquellos con parecido (una subida o una bajada) a los valores de termómetro en el periodo de calibración (1902-1980) son los que van a recibir mayor peso en el procesado matemático, i.e. en el algoritmo que genera la gráfica. En ese sentido, adelanto que de entre esos 112 indicadores destacan los siguientes por cómo afectan a la reconstrucción:

  1. Los cedros de Gaspé (indicador #53).
  2. Los componentes principales NOAMER (indicadores #84-#93)

Simplemente corrigiendo los “errores” en esas dos series el mango del palo de hockey deja de ser horizontal y el valor reconstruido al final del siglo XX es muy parecido al del año 1400 (fuente):

Los indicadores NOAMER (USA PC1-PC9) son en realidad los componentes resultantes de un análisis de componentes principales (PCA, de sus siglas en inglés) obtenidos a partir de otros indicadores (entre ellos curiosamente se incluyen los cedros de Gaspé, que aparecen de esa forma repetidos en los indicadores). Nos centramos ahora en los cedros de Gaspé y más adelante hablaremos de NOAMER y el PCA.

Los cedros de Gaspé

Como hemos comentado antes la reconstrucción estaba dividida en 11 tramos y para cada uno de ellos únicamente se empleaban los indicadores para los que se tuvieran datos en ese tramo. El primero de los tramos era 1400-1450.

De los cedros de Gaspé se tenían datos desde 1404, es decir, este indicador no podía participar en el tramo 1400-1450 pues este indicador no existía en los 4 primeros años de ese tramo. Pero al observar los datos empleados en MBH98 McIntyre se dio cuenta de que el valor de 1404 había sido copiado tal cual en los 4 años precedentes, un truco que permitía al algoritmo usar el indicador para el tramo 1400-1450, algo que posteriormente fue reconocido por los autores del MBH98 en un corrigendum:

For one of the 12 ‘Northern Treeline’ records of Jacoby et al. used in ref. 1 (the ‘St Anne River’ series), the values used for AD 1400–03 were equal to the value for the first available year (AD 1404).

Y para entender por qué esto es relevante tenemos que recordar que el cálculo da más peso a aquellos indicadores que tienen subidas o bajadas en el periodo de calibración: si los cedros de Gaspé eran incluidos en el período 1400-1450 este indicador adquiría tal peso por su forma en 1902-1980 que imponía su forma en el tramo 1400-1450, que era de nula elevación sobre la media, como vemos en la figura.

NOTA: la gráfica está sacada de la décima columna de data1400.dat (identificada en datalist1400.dat como treeline11.dat).

Había más problemas con los cedros de Gaspé (fuente), entre los cuales destaco:

  1. Los datos disponibles para el tramo 1400-1450 procedían de un único árbol.
  2. Había datos actualizados para ese indicador que llegaban hasta 1991 en los que la subida del siglo XX había desaparecido (ver gráfica), pero las personas que tenían esos datos se negaban a archivarlos para que fueran usados en los artículos científicos (fuente,fuente,fuente).

Componentes principales NOAMER

En MBH98 se partía de 415 indicadores (fuente). Puesto que muchos de ellos eran procedentes de lugares parecidos se usó un método para reducir el número de series de datos denominado Análisis de Componentes Principales (PCA). De esa forma el número total de indicadores se redujo a 112, de los cuáles 31 eran indicadores PC (componentes principales creados empleando PCA) y los otros 81 eran indicadores normales.

Nueve de esos indicadores PC son los de NOAMER/ITRDB (USA). Esos indicadores PC contienen la información relevante de los indicadores originales en forma de importancia descendente: PC1 es más importante que PC2, PC2 es más importante que PC3 y así sucesivamente. De hecho en MBH98 únicamente se llegaban a usar PC1 y PC2.

La forma del indicador NOAMER PC1 era de palo de hockey (es un HS invertido, tal y como se muestra en la gráfica):

Nótese que la interpretación de que el palo de hockey vaya hacia abajo es que el indicador nos dice la atmósfera se calienta. Si el palo de hockey fuera hacia arriba la interpretación también sería que el indicador dice que la atmósfera se calienta. Y es realmente así porque se ignora el signo de las correlaciones calculadas a la hora de estimar los coeficientes en la fase de calibración. El indicador que dice SÍ dice SÍ y el indicador que dice NO también dice SÍ.

Pero lo realmente bueno de todo esto lo dejamos para la siguiente entrega: con la forma particular empleada en MBH98/99 de generar la PC1, la NOAMER PC1 siempre iba a tener forma de palo de hockey, sin importar demasiado cuáles fueran los datos de entrada del PCA. Podías alimentar el proceso con cotizaciones en bolsa elegidas al azar y la PC1 resultante era casi siempre un palo de hockey.

The MBH method is simply too powerful in finding hockey stick shapes. From a scientific point of view, you’d have to say that this was a goofy methodology and should never have been used in the first place. Stephen McIntyre

El método MBH es simplemente demasiado poderoso encontrando formas de palo de hockey. Desde un punto de vista científico, habría que decir que ésta era una metodología tonta y que para empezar nunca debería haber sido utilizada.

Otras entregas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s